PDH preocupado por la crisis política que afecta al país

  • Lunes, 03 Agosto 2015 15:40
El Procurador de los Derechos Humanos, Jorge Eduardo De León Duque, expresó su preocupación por la crisis que atraviesa el país actualmente, en una entrevista ofrecida a Nuestro Diario, en la cual también manifestó que se necesita una refundación del Estado con instituciones sólidas y serias.
“Necesitamos hacer cambios”
Miriam Pacheco
Nuestro Diario
 
El doctor en Ciencias Penales y magistrado de conciencia a cargo de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), Jorge Eduardo de León Duque, compartió con Nuestro Diario su preocupación y perspectiva sobre la crisis política que afecta al país, así como sus recomendaciones.
 
¿Cómo ve la actual situación?
Muy preocupante por la agitación social, pero también veo que es el momento para hacer los cambios necesarios al sistema. Pero no nos podemos conformar con algunas acciones superficiales, sino que deben ser cambios profundos.
 
Hay indudablemente una enorme responsabilidad del Congreso de la República en llevar a cabo los cambios de las leyes y no solo de algunos artículos. Ya los ciudadanos no confían en los políticos ni en los funcionarios públicos. Hay que hacer cambios serios y no solo parchar el sistema.
 
¿Cuáles considera que deben ser los cambios?
Los cambios importantes serán las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, Ley del Servicio Civil, Ley de Contrataciones del Estado y la Ley Orgánica del Congreso, y algunos aspectos de transparencia, como los fideicomisos, por ejemplo.
 
Necesitamos una refundación del Estado con instituciones sólidas y serias que den respuesta a la población, porque hemos llegado al extremo en el que los principios fundamentales de la Constitución no se cumplen.
 
¿Cómo ha afectado la crisis a los guatemaltecos?
Vivimos en una democracia, pero la misma Constitución ha sido violentada cada día. La población está harta porque el dinero que se están robando los funcionarios públicos tiene consecuencias directas para la población, porque no solo falta la recaudación, sino que no hay calidad educativa, no hay infraestructura, no hay medicinas ni alimentos en los hospitales, y el tema de la desnutrición sigue siendo una vergüenza para el país.
 
¿Qué opina sobre la defensa de la institucionalidad?
A veces pareciera un poco extraño decir que estamos defendiendo la institucionalidad que está corrompida y que está copada por el crimen organizado y por el dinero mal habido y por la falta de transparencia, que tiene una enorme relación con el respeto a los derechos humanos. Debemos entender que este sistema nefasto que nos ha venido rigiendo no ha dado resultado.
 
Da esperanza ver un Ministerio Público independiente, y el mejor mecanismo de defensa para los ciudadanos es un Poder Judicial fuerte e independiente, pero mientras eso no ocurra, el país seguirá pasando por esta crisis.
 
“Al país le urgen instituciones sólidas y serias”