Defensoría de la juventud

  1. Reconocer a los jóvenes como sujetos de derechos, actores estratégicos del desarrollo y personas capaces de ejercerlos responsablemente.
  2. Impulsar todas aquellas políticas y prácticas cotidianas que hagan posible el respeto a la juventud y su realización plena.
  3. Impulsar la perspectiva de derechos de las personas jóvenes dirigidas a prevenir la vulneración de sus derechos.