El país necesita cambios radicales

  • Miércoles, 05 Agosto 2015 15:43
En una entrevista brindada a Prensa Libre, el 3 de agosto, el Procurador de los Derechos Humanos, Jorge Eduardo De León Duque, habló sobre su visita a  Estados Unidos de América en donde se reunió con funcionarios del Departamento de Estado, congresistas y organizaciones de la sociedad civil, quienes le manifestaron su preocupación por lo que acontece en Guatemala.
Ombudsman apela por reforma al Estado
 
"El bien común es lo que menos se da" Por Jerson Ramos
 
Planes del Partido Patriota se quedaron en papel, expuso Jorge De León Duque.
 
Luego de un viaje a Estados Unidos, el Procurador de los Derechos Humanos, Jorge De León Duque, se manifestó a favor de cambios estructurales al Estado.
 
De León Duque explicó que en su visita a Estados Unidos se reunió con funcionarios del Departamento de Estado, equipos de trabajo de congresistas y miembros de organizaciones de la sociedad civil, quienes le indicaron interés por la coyuntura guatemalteca, en política, justicia, derechos humanos, migrantes y apoyo económico.
 
¿Qué impresión le queda por su visita a EE.UU.?
Que autoridades y sociedad civil están muy preocupados e interesados de lo que sucede en Guatemala. Los ojos están puestos hoy más que nunca en el país, sobre todo por el tema del Triángulo Norte; no solo en lo económico, sino de lo que está sucediendo acá por las drogas y los migrantes.
 
Hay preocupación y seguimiento de lo que acontece minuto a minuto aquí, desde las manifestaciones sociales, las propuestas de reforma, los candidatos y encuestas.
 
¿Hizo algún acuerdo?
En el caso de la Comisión de Derechos Humanos de Guatemala, una nueva ronda de visitas para tratar algunos temas importantes. Parte de lo que hablamos fue de posibles reuniones con gente que tiene relación al presupuesto, por el apoyo para Guatemala. Están preocupados en el destino de los fondos.
 
¿Hay algún compromiso en esa materia?
Previo a ello –financiamiento-, vamos a conocer el tema de migrantes, que va muy de la mano. Yo he dicho que lo que hacemos en Guatemala es prácticamente una expulsión forzada de los ciudadanos porque, ya sea por hechos de violencia o porque no hay satisfacción de las necesidades fundamentales, la gente se va.
 
¿Se puede cambiar lo que existe?
Es momento de hacer cambios radicales en el país. Guatemala tiene un sistema de gobierno republicano, democrático y representativo, y la Constitución que tiene como pilar fundamental el bien común, y nuestro sistema democrático. Los dos son fallidos.
 
El bien común es lo que menos se da. Hay bienestar para pocos, y la satisfacción de las necesidades fundamentales de la mayoría de la población se sigue violentando.
  
¿En materia política, como está el país en la actualidad?
El tema electoral siempre agita la ya inestable situación guatemalteca, y en muchos de los lugares, sobre todo en zonas fronterizas, tenemos preocupación de que pueda haber problemas de violencia. Estas áreas son peligrosas por la presencia fuerte del crimen organizado; esto, aunado a la ya conflictividad existente.
 
¿Quiénes deben poner atención a este tema?
Fundamentalmente el Tribunal Supremo Electoral, la Procuraduría de los Derechos Humanos y por supuesto, los partidos políticos.
 
Esta antesala de la elección es sumamente compleja, hay mucha incertidumbre, incluso de los mismos partidos políticos. Esperemos que todo pueda llevarse de la mejor manera y que no haya ninguna anomalía o disturbios. Ese es nuestro deseo, pero desafortunadamente creemos que pueden haber actos violentos.
 
¿Cómo se ve Guatemala en justicia?
EE.UU. quiere que se aplique justicia, como lo queremos todos los guatemaltecos. Allá están perfectamente enterados de todo lo que ha sucedido: capturas, solicitudes de antejuicio, casos de corrupción, todo acorde a ese principio que tienen los estadounidenses de absoluto respeto a la ley y que nadie es superior a ella.
 
¿Cómo concluye la administración del Partido Patriota?
Con los hechos de corrupción que se han manifestado y que han sido evidentes. Ahora se están descubriendo algunos y se están presentando pruebas. Los planes se quedaron solo en promesas de campaña, pero no solo de este gobierno, sino también de los anteriores.