Defensoría del debido proceso

Tiene por objeto la protección de los derechos inherentes de la persona sujeta a procesos judiciales, de conocimiento o de ejecución. Asimismo vela por la observancia de los derechos de las personas privadas de libertad en relación a sus derechos fundamentales cuando estos son vulnerados durante su reclusión. Sus funciones específicas son las siguientes:

  1. La fiscalización y control a las instituciones del Estado para el respeto, protección y defensa de los DDHH de estos grupos.
  2. Promover la incidencia política, así como la atención a la víctima, entendiéndose por víctimas, a las personas que individual o colectivamente hayan sufrido daños, incluso lesiones físicas o mentales, sufrimiento emocional o menoscabo sustancial de sus derechos fundamentales, como consecuencia de acciones y omisiones que violen la legislación vigente.
  3. Monitorear el funcionamiento del sistema penitenciario del país, dar seguimiento a sus recomendaciones.